Coleguio Quimay

Mi Colegio

Colegio Quimay fue creado el año 2005 por 3 profesionales docentes con el fin de ofrecer a la comunidad un colegio diferente, que diera acogida a niños que no se encontraban cómodos en un sistema educacional impersonal, poniendo énfasis en las capacidades de cada uno, potenciándolas en un ambiente de tolerancia y respeto.

Tiene reconocimiento oficial según resolución 26134-3 RBD. Está ubicado en Isabel La Católica 4774, en la comuna de Las Condes, a pocos pasos de Américo Vespucio. Es un establecimiento educacional particular pagado que imparte educación básica, media y diferenciada, que se rige por los planes y programas del Ministerio de Educación, además de efectuar adecuaciones curriculares a los alumnos que así lo requieran.

La jornada escolar es de Lunes a Viernes de 8:30 a 13:00 a 14:15 horas. De 14:30 a 15:45 hrs. se imparten talleres de distintas áreas para desarrollar integralmente al alumno.

Su directora es desde el año de su creación, la Sra. Elba Mayén Cigna.

Proyecto Educacional

Nuestro colegio es un colegio laico con orientación cristiana que nace como necesidad de orientar y formar jóvenes íntegros, preparados para insertarse en la sociedad y abordar con éxito los desafíos del mundo de hoy.

Visión

Nos planteamos ser un colegio acogedor que no transa sus valores, que tiene marcos referenciales claros, que propicia y favorece al cambio, que vive el sentido de una comunidad que dentro de sus fines busca la felicidad presente en sus alumnos y provee de elementos y fortalezas para un futuro mejor.

Misión

Formar jóvenes íntegros a través de un sistema educativo capaz de desarrollar sus potencialidades, habilidades y fortalezas para que sean capaces de establecer relaciones solidarias y tolerantes, respetando la diversidad y valorando a cada persona, para insertarse en la sociedad siendo un aporte a ésta.

Objetivos

Nuestro colegio se preocupa por el desarrollo en tres ámbitos esenciales:

Afectivo – emocional

Sicológico

Cognocitivo

Promovemos el desarrollo integral del alumno creando un clima cálido de confianza, tolerancia, responsabilidad y respeto a través de actividades educativas que propician el trabajo y el estudio, donde cada alumno puede potenciar y fortalecer sus capacidades y elevar su autoestima. La educación del alumno es completa cuando podemos incorporar a lo académico una formación de hábitos y valores que puedan convertir a los alumnos en jóvenes íntegros.
Parte importante de nuestro colegio es el desarrollo e integración de alumnos con NEE, para esto incorporamos un equipo multidisciplinario de profesionales (sicopedagogos, sicólogo, fonoaudiólogo, terapeuta ocupacional y educadoras diferenciales) que los ayudan y orientan en el quehacer educativo y afectivo, de acuerdo a sus potencialidades.Propiciamos una incorporación a la sociedad de manera solidaria y tolerante desde y hacia ellos, respetando las diferencias individuales.
La afectividad es prioritaria en este sentido porque tenemos el convencimiento que nuestros objetivos se cumplen cuando la emocionalidad de los jóvenes es orientada y encausada.
Entregamos una educación de calidad de acuerdo a las potencialidades de cada alumno. Nuestra malla curricular se ajusta a loa planes y programas del Ministerio de educación, elaborando además adecuaciones curriculares para aquellos alumnos con necesidades educativas especiales.
Nuestros profesores deben ser capaces de crear climas afectivos que posibiliten la apertura y la discusión fundamentada, que abran espacios, que planteen desafíos y que impriman optimismo.
El proceso educativo permite crecer y respetar la diversidad. Debe ser efectivo pero también debe estar cargado de afectividad, de enfoques positivos, de retroalimentación. El alumno debe sentirse partícipe de su progreso.

Un profesor comprometido impulsa a sus alumnos a aprender, investigar, plantear su proyecto de vida, es por eso la importancia de saber que contamos con profesionales que entienden nuestro proyecto educativo y participan activamente en su implementación. Uno de los grandes desafíos que deben enfrentar nuestros profesores es trazar caminos de comunicación con sus alumnos.
Confiamos en nuestros profesores y es por esto que se respeta la metodología de los docentes, confiando en que éstas sean capaces de motivar a los alumnos hacia el aprendizaje.
Valoramos las actividades extraprogramáticas como disciplinas relevantes que facilitan el desarrollo físico armónico, la expresividad y el desarrollo de habilidades diferentes, potenciando la voluntad para la convivencia social.
Creemos firmemente que los padres son los principales responsables de la formación de sus hijos, y el colegio colabora, orienta y asesora aportando con su tarea educativa y profesionales idóneos. Es por esto que resulta fundamental la participación y apoyo permanente de los padres en el quehacer educativo de sus hijos y su colaboración hacia el colegio en los aprendizajes y formación valórica ya que éstos son fundamentales para lograr nuestros objetivos.